La virtualización

La virtualización es un beneficio más que un gasto. Y mucho más que un gasto: es una inversión.

La virtualización

La virtualización como herramienta para transformar la empresa, la virtualización como elemento para competir en el mercado, la virtualización como… Y no paramos, oiga. Virtualización por aquí, virtualización por allá… Pero, ¿qué es exactamente?, te estarás preguntado. Pera eso estamos aquí, para contártelo en unas cuantas líneas.

Gracias a la virtualización mejorará tu manera de trabajar, la de tus compañeros o trabajadores -según sea el caso-, e incluso hasta tu calidad de vida a poco que te lo propongas. Y todo gracias a la tecnología, que ha venido para transformar todo y a todos. Y lo está consiguiendo poco a poco, en unos más y en otros menos.

Muy bien, dicho lo cual, pasamos a explicarte en qué consiste la virtualización: se trata de una técnica que oculta las características físicas de algo -un sistema operativo, un servidor, una red- a otros sistemas, aplicaciones o usuarios que interactúan con ello. Pongamos lo primero, un sistema operativo, el que usas en el ordenador de la oficina para trabajar todos los días. Su virtualización dará como resultado una o varias imágenes -las que desees- del mismo, siendo una imagen la réplica exacta del sistema operativo con la diferencia de que, con la virtualización, puedes usar dicha imagen desde cualquier ordenador que tenga acceso a la red de la empresa. De esta manera un único sistema operativo se puede utilizar en distintos lugares tanto dentro como fuera de la oficina por parte de uno o varios usuarios y sin que eso suponga problemas de incompatibilidad, etc. Y lo mismo se puede hacer con las aplicaciones que usas para trabajar, con los servidores que contienen esas aplicaciones o el mismo sistema operativo, etcétera.

¿Qué ganas tú con esto? Para empezar, mayor independencia a la hora de trabajar, pues podrás hacerlo desde donde te dé la real gana con tan sólo disponer de acceso a la red y a tus recursos virtualizados en el servidor de la empresa. De esta manera puedes usar las aplicaciones y soluciones que usas en tu día a día y desde el dispositivo que desees.

Soluciones Citrix XenDesktop

Es momento de virtualizar tu puesto de trabajo

byod

La lista de excusas se acaba, ya ha llegado el momento de virtualizar tu puesto de trabajo. Los peros no sirven ante las distintas trabas que has ido formulando en los últimos tiempos porque la misma tecnología se ha encargado de desmontarlas una a una. ¿Razones de almacenamiento? ¿La experiencia gráfica que no es muy allá? ¿Dificultades para el despliegue total del puesto de trabajo? Excusas. Y, repetimos, ya se te han acabado.

En otros tiempos mirabas con mucho recelo todo aquello que oliera a virtualización del puesto de trabajo. Generalmente tirabas de excusas para no desarrollarla en beneficio propio. ¿A que podemos asegurar cuáles eran dichas excusas? ¿Tenían que ver con el almacenamiento necesario para soportar la carga de la virtualización, que se te marchaba de presupuesto? ¿Y también con la experiencia gráfica, que no te convencía en absoluto? ¡Ah! También que si los puestos de trabajo que no son fijos cuesta mucho desplegarlos. ¿A que hemos acertado esas tres? Las mismas que ya no tienen sentido.

Ha llegado el momento de virtualizar tu puesto de trabajo.

¿Por qué?

En los primeros años, todo lo relacionado con el almacenamiento era una espina asociada a la virtualización del puesto de trabajo. Ahora, no. Porque ya no se trata tanto de capacidad ni de los costes de almacenamiento que supone el uso de esta tecnología. Su optimización permite ahora la entrega de soluciones que se pueden incorporar en un entorno virtualizado sin necesidad de realizar cambios en el hardware de tu servidor. Y se adaptan a los requerimientos de cualquier puesto de trabajo en lo que respecta a capacidad y rendimiento. Ya no vale hablar de las aplicaciones, que se instalan y se pueden usar en cualquier momento que accedas a tu puesto de trabajo sin importar si es fijo o no, o de si no son del todo compatibles con dicho puesto, cuyo diseño facilita su desarrollo en cualquier entorno virtualizado.

Excusa uno, finiquitada.

Los gráficos. Que si eran un truño, que te apañabas porque no te quedaba más remedio… La tecnología GPU ha avanzado una enormidad, y ahora es posible manejar un entorno virtualizado con la misma calidad de imagen que la de puesto de trabajo habitual, o incluso mejor.

La segunda, por el mismo camino de la primera.

Y en cuanto a la tercera… El coste del despliegue de un entorno virtualizado en nada se parece a las complejas operaciones de años atrás. Alternativas como DaaS te permiten acceder a las aplicaciones y soluciones que precisas para virtualizar tu puesto de trabajo sin necesidad de desembolsar un euro más por aquello que no vayas a necesitar. Así de sencillo.

La tercera excusa, como las dos anteriores, ha quedado derribada.

Ahora sólo queda pasar a la acción. ¿Cuándo piensas virtualizar tu puesto de trabajo? Nos lo contarás, ¿verdad?

Virtualización de grandes organizaciones

Excelente ponencia a cargo de D. Pablo Maza, responsable de sistemas de BBK Cajasur y referente en seguridad informática con más de 20 años de experiencia, en las Jornadas de ciberseguridad #SecurimaTICa2013 donde expone su experiencia sobre las soluciones usadas para la virtualización de grandes organizaciones como en la que él está integrado.

Sistemas de movilidad. Acceso a datos, documentos y bases de datos

¡¡Acceso a datos y aplicaciones desde cualquier sitio en todo momento y con cualquier dispositivo!!

Soluciones de movilidad como redes WIFI o WIMAX, o acceso 3G mediante diferentes dispositivos combinados junto a la virtualización de aplicaciones nos permiten acceder a aplicaciones o a su software de gestión, correo electrónico, etc.

Desde cualquier dispositivo o cualquier lugar, desde tablets o smartphones para que pueda acceder a su información desde casa, o en alguna visita a un cliente.